24/5/09

" Sentimientos contradictorios " capítulo 2


Hola, os dejo el segundo capitulo de " Sentimientos contradictorios " espero que os guste:)

Capítulo 2

De pronto, Angy suelta la primera frase inteligente que ha dicho nunca desde que la conozco. Hace poco tiempo que la conozco, pero eso no importa.

“ Chicos, ¿Qué os parece si vamos a comer? Tengo hambre y ya no queda mucho para que termine el almuerzo. Si no como voy a desfallecer “

“ Tienes razón Angy “ la animo yo. “ yo también estoy hambrienta “. En serio estoy hambrienta, pero me daba miedo decirlo porque a lo mejor las súper divas del instituto no comen. Quién sabe. Os puede sonar estúpido pero esas chicas parecían unas modelos esqueléticas, y yo creía que esas modelos no comían demasiado, pero resultó que estaba equivocada, y no es la primera vez que me equivoco hoy con mis predicciones.

“ A comer se ha dicho “ nos dice Evan con su sonrisa de estrella de cine.

Entonces reparo en que hay alguien más en la pandilla de Evan y Kyle. Alguien que no ha participado en la conversación, alguien que no ha sido presentado y al que parece que nadie hace caso. Pero ese alguien resulta ser tremendamente sexy. Ojos azules como el mar del atardecer, pelo rubio como los destellos del sol, y cuerpo perfectamente esculpido. Evan parecía un dios, pero ese chico sí que era un dios de verdad. Lo que me extrañaba más era que las chicas no parecían prestarle atención, y los chicos pasaban de él como si no existiera. Quería saber su nombre, quería hablar con él, pero tenía miedo de preguntarle a Evan o a Kyle sobre él. Tenía miedo de lo que pudieran contestarme, pero tenía muchísima curiosidad. Eily, la curiosidad mató al gato. Pero yo no soy un gato, así que, me armo de valor y sin indirectas le pregunto a Kyle.

“ Oye, Kyle, ¿quién es ese chico de vuestra pandilla que no se ha presentado ni está participando en la conversación? “

“ Ohh. ¿Quién? “ Kyle parece confundido, y yo no entiendo porque. Es bastante evidente que allí hay un chico que no da señales de hacer nada y que es de lo más sexy que he visto nunca.

Después de unos minutos de pensar Kyle me sigue la mirada y parece darse cuenta de lo que le digo. “ ¡Aaaaah! Te refieres a Cole. Cole Bonfantti. No habla, bueno, delante de la gente que no es popular. Ya sabes, es algún tipo de superioridad que cree que tiene “ dice rodando los ojos “ él de verdad cree que es mejor que los otros, y por eso se niega a hablar o a mostrar que está escuchando cuando no hablamos en privado.

“ ¿De verdad ese chico cree eso? “ dijo empezando a enfadarme, puesto que el chico no se salva de ser un engreído por parecer un dios. “ Tiene mucho morro el niño. Pero tengo que admitir que es muy guapo. “

“ Lo sé, “ dice Adri, que se ha escabullido de la conversación con las chicas y Evan, que estaban discutiendo la variedad de manzanas y la calidad de ellas. “ pero él no habla con los no populares, lo siento muchísimo Eily, ya puedes olvidarte de él, porque a demás es mío. “ remata con su sonrisa de suficiencia que me hace creer que ella de verdad piensa que es mejor que yo. Hacen buena pareja esos dos, tan engreídos e inútiles.

“ Niña estúpida “ una nueva voz se incorpora a la conversación. Es una voz suave y aterciopelada, que me envuelve como una muñequita de porcelana. Me giro con un movimiento brusco y veo al supuesto chico-engreído-que-no-habla-con-los-no-populares mirando a Adri cara a cara. “ ¿De verdad crees que yo soy tuyo, Adrienne? ¿No soy un objeto que tú puedas coleccionar, ni un novio más al que añadir a tu estúpida lista. No me compares con ellos, Adrienne. Y aunque no me compararas, yo no saldría contigo ni en un millón de años. Antes saldría con una rata, que es mas bella y huele mejor que tú.

Jajajajaja. Al fin y al cabo ese chico tiene sentido del humor. Me parece que le voy a perdonar lo de engreído por haber puesto a Adri en su sitio. Un punto para Cole, cero puntos para Adri. Yo ya estaba maquinando un hermoso plan para que Cole ganara más puntos contra Adri cuando ésta me fulmina con una mirada que me deja helada. Ni las sonrisas de Evan y Kyle derretirían el hielo que hay ahora en mi corazón.

Adri sonríe fugazmente y se encara a Cole.

“ Cole, cariño, ya hemos hablado esto antes. Siempre la misma historia. Tú me quieres y yo te quiero. Estoy cansada de tus intentos estúpidos de resistirte a mí, porque al final vas a acabar cayendo en mis brazos, o no vas a caer en los brazos de otra chica, porque yo soy la más bella del universo, ¿me sigues? Soy la única que te entiende, y la única que te quiere como a nadie. Yo nunca te comparo con esos chicos estúpidos, y lo sabes.

Un destello de duda cruza por los ojos de Cole antes de poner cara de póquer.

“ Adri, creo que eres tú la que no tienes claro nada de nada. Tú no eres la mujer más bella del universo. Tú eres una farsa, una niña pija engreída que cree que es mejor que los demás tan solo porqué es popular y tiene a todos los chicos que quiere. Pero yo no voy a formar parte de tus maquinaciones. Ni tampoco de las de todos vosotros, dice refiriéndose a todos los presentes en general. “

Un discurso muy bonito y enternecedor.

“ Lo que has dicho me hace reflexionar, y he llegado a la conclusión que tu eres igual que ella. ¿A caso tu no crees que eres mejor que los demás y por eso no hablas delante de los impopulares? ¿Crees que hacer eso te hace diferente a ella? Eres igual que Adri, y por eso no tienes derecho a juzgarla. “ Las palabras salieron de mi boca antes de poder retenerlas, y la mirada que me lanzó Cole solo verificó lo que ya creía. No le gustaba que lo comparasen con Adri, saltaba a la vista.

“ ¿Perdona? “ Cole parece muy enfurecido, pero lo esconde detrás de su máscara insensible. “ ¿A caso te ha invitado alguien a la conversación? ¿Crees que puedes opinar sobre un tema sin saber toda la historia? ¿Crees que sabes más que los otros para dar consejos tontos que ni tu entiendes? Si crees eso entonces eres más estúpida de lo que yo creía que eras. “

No. Maldita sea. El color vuelve a mi cara. Si sigo con esto al final ya no tendré que usar maquillaje.

“ Lo siento, yo solo quería… “ empecé a decir

“ No te disculpes. No quiero tus disculpas para nada. Lo único que quiero es que no vuelvas a hablarme niña estúpida, y que te entierres en tu mundo de barbies olvidadas. Seguro que tu y Adri serias grandes amigas, ya que sois igual de estúpidas e irracionales. “

Inspira, espira, inspira, espira. Ya no servía de nada. El enfado había ganado la pelea, y yo ya no aguantaba más los aires de superioridad de ese tío.

“ ¿Quién te crees que eres? Crees que eres mucho mejor que yo, ¿no es así? Pues, última noticia, por ser popular no eres mejor persona que yo. Me he dado cuenta de que lo único que tú eres es un fraude. Una especie de monstruo estúpido que cree que todo el mundo es suyo y va a besarle los pies cuando él lo diga. Pues presta atención, niño engreído. Yo no te besaría los pies ni que tuviera que morir si no lo hacía, puesto que al verte siento ganas de vomitar aunque no haya comido nada. Así, que, buenos días para todos menos para ti, COLE. “

Dicho esto me marché a toda prisa del grupito, dejando a Cole, Adri y Kyle sorprendidos por mi reacción y a los otros hablando aún sobre manzanas.

Aún no entendía porque había reaccionado de aquella manera, pero sabía que aquel chico estúpido era la causa. Todo lo que Kyle me había dicho era cierto. Era arrogante, engreído y estúpido, pero lo que no entendía era su belleza. ¿Cómo algo tan bello por fuera puede estar tan podrido por dentro?

Me fui a almorzar en la cafetería. Sólo faltaban diez minutos para el fin del almuerzo. Que rollo. La cafetería era un lugar horrible. Muchas mesas, comida asquerosa, todo sucio. Vamos, una cafetería de instituto normal y corriente. Había una mesa vacía en medio de la cafetería, pero supuse que era la mesa de los populares, y evité sentarme allí. Lo malo fue que todas las otras mesas estaban ocupadas. Fui dando círculos por el comedor, hasta que me sentí como una idiota y decidí ir a almorzar al baño. Penoso, si, pero mucha gente ha tenido que pasar por ello en su primer día de instituto. Ya estaba imaginando formas de comer manteniendo mi higiene cuando alguien llamó mi atención inesperadamente.

“ ¡Eileen! “ dijo una voz que no conocía y no había oído antes. Me giré despacio, esperando no encontrar a otro chico rematadamente sexy por el lugar. Por mi sorpresa, fue una chica la que habló. Tenía un acento extraño.

“ Hola “ le dije intentando sonar normal, como si nos conociéramos de toda la vida. “ ¿Nos conocemos? “

“ No, no nos conocemos, pero como he visto que estabas sola dando vueltas por la cafetería se me ha ocurrido pedirte si quieres sentarte conmigo y con mis amigas. Por cierto, me llamo Charlotte. Charlotte Zornoza. Encantada de conocerte. “

Perfecto, ahora hasta las chicas sienten pena por mí. Muy pronto van a formar una ONG que luche contra la impopularidad que tengo. La gota que colma el vaso.

Fue entonces cuando miré a la chica detenidamente. Pelo negro ondulado y recogido en una coleta, cara limpia y brillante. Alta. Ojos negros como carbón. Era bonita. No cómo las populares que gozaban de una belleza irreal. Ella era bonita por su forma de ser, de andar, de ver. Charlotte me cayó bien desde el principio.

“ Hola Charlotte. Encantada de conocerte. Supongo que ahora ya no me tengo que sorprender porque todos aquí sepáis mi nombre. Tampoco es que sea un secreto ni nada, pero al principio me pareció extraño que todos lo supierais, nada más. “

“ Te entiendo. El primer día siempre es difícil, créeme. Yo lo he vivido. En realidad la mayoría de aquí lo hemos vivido. Todos vinimos de fuera menos los populares. Ellos ya estaban aquí cuando llegamos. Aquél entonces solo eran unos pocos en el instituto, pero como cerraron nuestro antiguo instituto todos vinimos aquí. Poco a poco. El primer día siempre es difícil, para todo el mundo. “

“ ¿Dices que ellos ya estaban aquí? ¿Es que ya existía este instituto cuando había el otro? “

“ Claro, sólo que este instituto era para los ricos, y solo para los ricos, hasta que el otro cerró y tuvieron que hacerlo público. A Adri y su tropa no les gustó ver a tanta gente merodeando por aquí, por ese motivo se encerraron en ellos mismos y en dirigir la escuela desde su alto sillón de reyes. “

“ Vaya, ya veo. Por eso son todos tan idiotas. Pero yo no veo a Evan ni a Kyle como a todos los demás. Ellos parecen mejores personas. “

“ ¿Mejores personas? Sí, claro que sí. Ellos parecen buenas personas. Pero no lo son, créeme, no te acerques a ellos. No son buenas influencias. “

“ ¿Pero por qué? ¿Por qué no puedo acercarme a ellos? ¿Qué hicieron para ganarse ese miedo por tu parte? “

“ No lo sé muy bien. Sólo sé que no es bueno que te acerques a ellos. Siento no saber el motivo, es como un instinto animal que siento. Y no soy la única, nadie se acerca a los populares. Solo los envidian desde lejos. Ellos son misteriosos. Bellos e horribles a la vez. Pero nada bueno, créeme, nada bueno. “

“ Pero si parecen muy simpáticos. Estoy hablando de Evan y Kyle. Ya sé que Adri y su grupito de arpías son unas perras. Evan y Kyle se han mostrado muy simpáticos conmigo, y hasta que no demuestre lo contrario voy a seguir yendo con ellos. Me caen bien. “

De repente Charlotte empezó a sacarme de quicio, y estuve a punto de rechazar sentarme con ella y sus amigas, pero entonces me lo pensé dos veces. Ella es la única amiga que he hecho hoy. No la puedo dejar escapar así como así. Tengo que conservarla. Entonces, esperé pacientemente a que Charlotte contestara mis palabras.

“ Tienes razón, Eily. Ellos parecen simpáticos. A todas nos pasó. La primera vez que yo vine ellos se mostraron muy simpáticos conmigo, hasta que, un día, se cansaron de mí y dejaron de prestarme atención. Y así lo hicieron con todas las muchachas que llegaban al instituto. Una por una. Sin diferencias de color ni de estatura. Todas eran tratadas igual. Al principio nos sentíamos estúpidamente atraídas hacia ellos, pero ahora decimos que son bellos, hermosos, guapos,… todo lo que tú quieras llamarlos. Pero ellos ya no nos atraen de una manera escandalosa. A Kat y a Carlee les paso lo mismo. “ Charlotte parecía apenada por haber sido atraída hasta esos chicos. Tenía una cara tan triste. Yo no soportaba verla así, y entonces, sin haberlo querido, las palabras brotaron de mí.

“ No te preocupes Charlotte, no voy a volver a acercarme a Evan ni tampoco a Kyle. Puedes estar tranquila porque a mí no me ocurrirá lo mismo. Es verdad que me siento atraída hacia ellos, pero puedo superarlo. Créeme, sé que no voy a caer en sus redes. “

“ Oh, Eily. Me reconforta mucho lo que dices. ¿Te importaría sentarte y comer? No te ves demasiado bien. Pareces hambrienta. “

“ Huum. Claro. “ le digo sonriendo tanto como puedo.

Me siento a comer y hasta entonces no vuelvo a darme cuenta de lo hambrienta que he estado. Tanta conversación me ha hecho tener apetito. La comida no es nada del otro mundo, pero cuando uno tiene hambre todo parece comestible. Al acabar de comer, Charlotte me presenta a sus amigas, que me miran con curiosidad.

“ Eily, ésta es Kaitlin “

“ Hola Eily “ me dice estrechando mi mano. ¡Una persona corriente! ¡Una persona que ha estrechado mi mano! ¡Por fin! ¡Sí! Estoy muy feliz. Ahora tengo que comprobar si también son normales al no reírse de algo que yo no entiendo.

“ Hola Kaitlin “ digo aceptando su mano.

“ Llámame Kat, por favor. “

“ Claro, ¿pero Kat no es un diminutivo de Katerina? “

“ Sí, pero me gustan los gatos, y Kaitlin es un nombre demasiado largo. A demás Kait suena muy extraño. “

“ Sí, en eso te doy la razón. “ De repente me doy cuenta de que Kat es un centímetro más alta que yo porque lleva zapatos de tacón, y de que su rubio oscuro es en realidad teñido. ¿Serán sus ojos marrones lentillas? Me gustaría saberlo. Un día se lo voy a preguntar. De pronto, la perspectiva de quedarse a vivir en ese lugar ya no se vio tan mal para Eily. Le gustaba ese lugar. Le gustaban sus nuevas amigas. Charlotte llegó de la Tierra para bajarla de su nube rosada.

“ Ella se llama Carlee “

“ Encantada, Carlee “

“ Lo mismo digo “

Carlee es muy exótica. Tiene heterocromía. Un ojo azul y otro verde. Pelo corto y castaño y bronceado oscuro. Aunque es extraña parece una buena chica. De echo, las tres chicas parecen ser fabulosas. Me he encariñado muy rápido con ellas. A lo mejor porque me recuerdan a mis amigas en los Ángeles. A lo mejor porqué llenan mi vació corazón con vida. A lo mejor porqué son las únicas persones normales que he conocido por aquí. Porque la verdad, ya tengo demostrado que ellas no se ríen de mi sin ningún motivo, y eso me hace sentir que encajo en algún sitio. Y ése sitio no es entre Evan y Kyle, ni entre Brit, Angy, Adry y Adeline. Es aquí con Charlotte, Kat y Carlee.

De pronto el timbre distorsiona mis pensamientos.

Hora de volver a clase.

“ ¿Qué te toca ahora, Eily? “

“ Espera, deja que lo mire en el horario. Aquí está. Me toca geografía. “

“ Huum.. Lo siento Eily, ninguna de nosotras está en tu clase esta vez. No te podemos acompañar porque está en el edificio de al lado, pero te puedo indicar el camino. “

“ Claro. Pero antes de eso, quería preguntarte algo que ha estado en mi mente desde la mañana. “

“ Claro. Dime. “

“ ¿Cole se cree mejor que los demás? “

“ ¿Cole Bonfantti? “

“ Si. “

“ No. Él es el mejor de esa pandilla. “

“ ¿De verdad?, pues yo no creo que sea así. Él se ha portado muy mal conmigo esta mañana. “

“ Claro. Él es así. Pero al menos él no nos atrajo de la misma manera que Evan y Kyle. Él se limita a ignorarnos. Ése es el mejor regalo que puede darnos. “

“ Si tu lo dices. Aún así, creo que ese chico es malvado. “

“ No es malvado Eily. Él es mejor que todos los populares juntos, créeme. “

“ ¿Cómo sabes tú eso? “

“ Porque desde que él llego a este lugar Evan y Kyle no han vuelto a atraer a las chicas. Él se lo impide de alguna forma. “

“ ¿De verdad? Espera. ¿Es que él no estaba ya aquí cuando llegasteis vosotros? “

“ No. Él vino el año pasado de Connecticut. Y nos alegramos de que esté aquí. Por eso cuando hablamos de los populares lo excluimos de la pandilla. Él es el mejor de ellos. Tenlo en cuenta. “

“ Gracias Charlotte. ¿Ahora me muestras el camino a mi clase? “

“ Claro. Adelanta hacia el despacho del director, luego gira hasta los baños. Toma la puerta de la derecha y el pasadizo de la izquierda. Abre la puerta de la entrada trasera y sigue por la escaleras… “

Una multitud de alumnos que se dirigían a sus clases se llevaron a Charlotte con ellos sin querer.

“ ¡Charlotte! “ grité sin obtener respuesta.

“ ¡Charlotte! ¡Charlotte regresa! “

Me quedé ahí, gritando, hasta que me di por vencida y recurrí al método tradicional de llegar a los sitios. Preguntar. Pero esa fue una de las veces que mi plan no salió como debía. No había nadie en el pasillo. Nadie. Absolutamente nadie. Estaba sola. La soledad me invadió, y sentí el miedo subiendo por mi espalda. Basta, esto es un instituto, y no estás sola. Los chicos están en sus respectivas clases. Ya es hora de que te quites tus miedos y te pongas a buscar la clase de geografía.

Media hora después, encuentro la clase correcta. ¡Por fin! Exclamo con alegría. Creí que nunca encontraría la dichosa clase. Creí que moriría por los pasillos. ¿Cómo puede ser tan grande este sitio?

Llamo a la puerta dos veces, y oigo la voz del profesor en el interior.

“ ¡Adelante! “

Tímidamente, abro la puerta, y encuentro todas las miradas de los alumnos fijadas en mí. Qué vergüenza. Pero no tengo tiempo de pensar en mi vergüenza, porque el profesor de geografía del que no conozco aún el nombre me tiene un bombardeo de preguntas preparado.

“ ¡Supongo que usted debe de ser la señorita Eileen! ¿No cree que es una falta de educación llegar tarde a las clases sin ningún motivo? ¿No le enseñaron nada en su antiguo instituto, señorita? Espero que tenga una buena explicación. Por cierto, soy el profesor Aaron Doyle. Le iba a decir que me llamara Aaron, pero dadas las circunstancias, creo que la amabilidad tendrá que esperar un poco. Explíquese, señorita Ninivée. “

Odio que me llamen Ninivée. Me llamo Eileen. ¡Eileen! Me llamaron Eileen porque querían que me dijeran así. Si quisieran que me llamaran Ninivée, me habrían puesto Ninivée de nombre. ¡Pero yo no me llamo Ninivée! ¡Mi nombre es Eileen! Es frustrante chillar en tus pensamientos, puesto que nadie puede oírte, por lo tanto, chillas en vano.

De repente oigo risitas procedentes de la habitación. Ya estamos otra vez con las risitas tontas, pienso. Pensaba que ya se había acabado lo de las rarezas. Eran Adri, Brit y Kyle. Cómo no. Los otros debían estar en otra clase. Qué pena que no nos podamos reír todos juntos de esto. La próxima risa tonta que oiga va a provocar que pegue a alguien. Pero no hace falta, porque Aaron se pone las pilas al respecto.

“ Señoritas Traskovich y Selfa, y oh, señor Hizo, ¿tienen algún problema? “

“ No “ contestan los tres al unísono antes de volver a estallar en carcajadas.

“ ¡Basta! ¿De qué se están riendo? No se reirán en el despacho del director. Cállense ahora y a lo mejor se lo dejo pasar. “

Los tres callaron a la vez, pero yo supe que por dentro aún seguían riendo de un chiste que solo ellos entendían. Y yo quería saber ese chiste. Tenía que ser muy bueno para que ellos se rieran de esa manera. Muy bueno.

Más carcajadas.

“ Los ignoraré esta vez, pero a la próxima persona que le oiga una sola risa, le recordaré que el director lo espera con los brazos abiertos. “

Entonces, y decepcionando mi creciente ilusión, se volvió hacia mí para seguir con la conversación.

“ Señorita Eileen. Todavía no he acabado con usted. Sigo esperando que salga una respuesta convincente de esa boquita de pajarito. “

Inspira, espira, inspira, espira. Eily, tranquilízate, no te lances sobre el profesor. No lo hagas Eily. No, por favor.

Reúno todo el valor que tengo y le digo sin respirar entre líneas:

“ Lo siento mucho señor Doyle, pero me he perdido en este instituto. Es mi primer día y no he podido encontrar la clase ni orientándome con el mapa. Mi intención era preguntar a alguien, pero no había nadie a quien acudir, y he estado buscando la clase desde que el timbre sonó. Lo siento mucho, no va a volver a pasar. “

“ Ah. Entonces era eso. Por esta vez te salvas, Eileen, pero espero que no se vuelva a repetir. Tendré que darte clases para que te orientes con un mapa. “

“ Jajaja. Muy gracioso “ dije entre dientes, muy bajito, para que nadie menos yo me oyera, mientras buscaba un sitio donde sentarme.

El único sitio libre que quedaba estaba al lado de, oh, no, COLE. No podía soportar eso. El chico no me caía nada bien. Era espantosamente sexy, pero no me caía nada bien. Era estúpido y engreído. Era un tonto niño rico.

“ Señorita Eileen. ¿Tiene algún problema? ¿No le gusta el asiento que hay al lado del señor Bonfantti? ¿Cree que es demasiado poco para usted? Porque yo conozco a chicas que matarían por sentarse a su lado. “

¿Ah , si? ¿Quién? Pensé. No, más bien no creo que él sea poco para mí. Yo creo que él es demasiado para mí. Oh, pero el también cree que es demasiado para mi, y siempre lo demuestra.

“ Vamos, vamos, Eileen. Andando. “

“ Claro “

Me deslizo dentro de la silla antes de que Doyle pueda pestañear. Me giro y encuentro la sucia y retorcida mirada de Cole clavándose en mi nuca. Que deje de mirarme ese chico, recé a dios. No soy muy creyente, pero lo sería si consiguiera que Cole me dejara de mirar con esos ojos azules tan bonitos. No, no puedo pensar en sus ojos azules. No puedo pensar en lo guapo que es. Tengo que tener la cabeza fría ante los chicos. Cole es malvado y lo ha demostrado diciéndome todo aquello antes. No le voy a dar la oportunidad de redimirse.

Y entonces, algo mágico pasó. Cole sonrió, como si supiese el dilema que había en mi mente, pero su sonrisa no me hizo enfadar más. Su sonrisa fue como un bálsamo reparador para mi corazón. Me sentí reconfortada. Me sentí bien. Y sin darme cuenta le devolví la sonrisa. Ya has caído en sus estúpidas redes, Eileen, me informé a mi misma. Ya no puedes hacer nada.

Él dejó de sonreír y se concentró en sus deberes. Yo, por mi parte, no podía dejar de pensar en él. En lo guapo que era. Lo fantásticos que eran sus ojos. La calidez que emanaba de su brillante sonrisa. Parecía que ya había olvidado mi mal humor, hasta que el timbre sonó y me devolvió al suelo.

Me estaba marchando por la puerta cuando oí al señor Doyle pronunciar mi nombre.

“ Eileen. ¿Puedes venir un momento, por favor? Tu también Cole. “

Cole miró con una cara tan confusa como la mía, pero segundos después su cara habitual de indiferencia sustituyó la confusión. Aun así, yo estaba tan confusa como al principio.

“ Eileen, dado que te está siendo difícil orientarte por el instituto, creo que tendrías que tener a alguien para que te ayudara a encontrar la clase adecuada. Creo que ese alguien tiene que ser Cole. “

“ ¿Cole? “ miré a Aaron Doyle con los ojos abiertos como platos. “¿Por qué tiene que ser él? “

“ Porque él está en todas tus clases, Eileen. “

“¿T-O-D-A-S M-I-S C-L-A-S-E-S ? “ repetí lentamente por si había oído mal. Parecía estúpida, pero tenía que asegurarme que lo había oído bien.

Aaron asintió.

“ Sé que vosotros dos no os lleváis muy bien, y por eso es mi deber ayudar a vuestra relación. Es muy importante para ti, Eileen, hacer muchos amigos aquí. Y a Cole no le iría nada mal un poco de vida social. ¿Os parece? “

Cole asintió mirando al suelo.

“ Si no hay más remedio… “ dije sin estar convencida.

“ Ésta es mi última palabra. Adiós chicos. Que os vaya bien. “

El prof. Aron se fue por la puerta tarareando una vieja canción de los años seseinta. Entonces yo miré a Cole a los ojos. Esos enormes ojos azules que me atrapaban y me dejaban sin respiración.

“ ¿Por qué me miras de esa manera, estúpida? “

“ ¿Por qué no te callas de una vez, Cole? Estoy intentando mentalizarme para no saltar sobre ti y aplastar tu cabeza contra la pared. Esto no es solo difícil para ti. No me caes bien, chico. Entérate. Así que vamos a hablar lo menos que podamos. Te dedicarás a acompañarme a las clases hasta que sepa los lugares. ¿Estás de acuerdo? “

Entonces algo mágico volvió a suceder. La cara de Cole se volvió a iluminar con una sonrisa, y yo me derretí literalmente, porque Cole tuvo que sujetarme por el brazo para que no cayera al suelo.

Patético, pensé. Ahora sí que va a tener una impresión extraña de mí este chico. Pero ahora ya no podía odiarle tanto. Ya no. Después de haber visto esa sonrisa suya le di toda la razón del mundo a Charlotte. Él era bueno. Se ocultaba tras una máscara de estupidez para no llamar la atención y para que le dejaran en paz, pero lo que él quería realmente era encajar. Como yo. Lo supe desde que vi su segunda sonrisa.

Pero luego el odio volvió a aparecer, porque Cole dijo algo francamente estúpido.

“ Niña, ¿es que no sabes aguantarte sobre dos patas? “

Mi mal humor volvió, y le respondí tan maleducadamente como pude.

“ Deja de llamarme niña, estúpido, tengo un nombre y es Eileen, y si no quieres llamarme así pues no me llames de ninguna manera. Prefiero que me ignores a que me llames niña, engendro idiota. “

La sonrisa volvió.

“ Basta “ le dije intentando sonar autoritaria. “ ¿Tienes trastornos de personalidad o algo por el estilo? Porque a veces pareces un capullo y otras veces pareces un ángel. “

“ Me diviertes “ dijo, y desapareció por la puerta hacia la siguiente clase.

Tuve que darme prisa para alcanzarlo.





Espero de verdad que os guste!¡



besoos




Jeei

5 comentarios:

Arae ha dit...

Esté bastante interesante a ver como sigue, espero el siguente capitulo.

Magenta ha dit...

Buenop, aca me tenes..........
Si, opino que la protagonista es bastante original ,a pesar de ser una barbie, no me cae tan mal como me cayó en el primer capítulo. Si quieres, solo si queires, mandame un permiso para postear en tu blog, y puedo apoyarte con la historia, pero solo escribiria l oque vos me pidieras.
Como quieras,
Hablamos mas tadre,
-Magen

Jade ha dit...

Gracias Magenta por el comentario, claro que puedes apoyarme con la historia:)

joy;♥ ha dit...

Hola!

Bueno, ya te lo dije en el cbox, pero no importa repetirlo me esta encantando, por cierto que las historias con chicos que aparentan doble personalidad me encantan xD

Espero el siguiente cap. :D

valeria ha dit...

HOLA SOY VALE que bueno que te gusta mi historia ya subi otro pedaso y dejame decirte que la tuya me encanto !!!!

esta muy emocionante, ya quiero leer mas

jajajjajaja

bueno la verdad todavia ni conosco muy bien a cole pero me encanta

tengo mis como se dice sospechas, ja pero no las voy a decir, seguire leyendo tu historia y si llego a tener rezon entonces te digo, ok ?
cuidate
mi nueva amiga jade,
atte valeria
mi msn
valejimmen@hotmail.com

Publica un comentari a l'entrada

© littledreams… - Template by Blogger Sablonlari - Header image by Deviantart