11/6/09

" Sentimientos contradictorios " capítulo 8


Holaa!! Despues de unos cuantos dias sin subir capituloo.. hooy vuelvo con vosotros con un capítulo de final triste... Lo siento, pero hoy no me encuentro en mi mejor dia emocional...




Capítulo 8



La mañana siguiente me desperté con un dolor de cabeza horrible. Me encontraba fatal, todo me daba vueltas. Estaba al borde de desmayarme. Pero tenía que ser fuerte. Me obligaba a ser fuerte. Por Cole. Por mi misma. Estaba sola en la habitación, cosa que me hizo pensar en que a lo mejor Cole había dormido en la habitación con Silvye. Un cosquilleo me subió a la cabeza acompañando aquel pensamiento. No estaba segura de lo que Cole sentía por Silvye. Cuando nos habían presentado Cole la había mirado con cariño y amistad, pero yo muy bien sabía que aquella mirada podía cambiar en unos instantes, podía pasar de verla su amiga o compañera de piso a algo más. Porqué Silvye parecía una ilustración de las diosas que salen en los cuentos para niños. Me recordaba a Afrodita. De una belleza tan salvaje e indomable. Secretamente la envidiaba, puesto que yo nunca llegaría a ser tan perfecta como ella. Pero yo sabía que Cole nunca se fijaría en mí. Aunque yo no lo amara. Porque yo no lo amo, ¿no es así? Después de dedicar unos cuantos pensamientos a Cole, empecé a pensar en el asunto de aislar la mente. Me tenía muy confundida, porque yo había experimentado aquello cuando era pequeña, pero no lo había vuelto a recordar hasta ahora. Era como si no hubiera existido en mi mente, como si estuviera borrado, o, escondido. Aquellas ideas me bailaban dentro de la cabeza, pero no conseguía sacar ninguna conclusión ni tampoco ninguna explicación razonable. Estaba a punto de rendirme y volver a dormir cuando alguien llamó a la puerta.


“ ¡Eily. “ Era Cole. “ ¿Puedo pasar? “


“ Claro Cole. Es tu habitación, si lo recuerdas. “


“ Ser caballero no es perjudicial para la salud. “ dijo riendo


Yo reí con él. Reí porqué lo necesitaba. Tanto pensar me estaba matando, quería distraerme, con cualquier cosa.


“ Oye, Cole. No quiero ser entrometida, pero… ¿Dónde has dormido? “


“ Ahh… era eso lo que te inquietaba… “


“ ¡NO! No es verdad… “ empecé a decir, totalmente ruborizada. Pronto no voy a tener que usar maquillaje, porqué tendré las mejillas tan rojas que ya pareceré maquillada.


“ No te preocupes, Eily. Era tan solo una broma. Pues he dormido con Silvye, como te dije que haría si no querías mi compañía. “


“ Pero yo si quería tu compañía. Me he sentido muy sola. “ pensé


“ ¿Con que querías mi compañía, eh? “


Se rió con muchas ganas.


“ Estúpido. Deja de hacer eso. Ya lo hemos hablado, y sé que puedes controlarte. Por favor, déjame tener un poco de intimidad… “


“ Descuida. Por tentador que parezca, voy a intentar no meterme en tu mente sin tu permiso, bomboncito. “


“ Y, hoy, ¿Dónde vas a dormir? “


Cole suspiró.


“ Eily, no te enfades, pero creo que debería volver a dormir con Silvye. Tú aún no te encuentras recuperada al cien por cien, y creo que yo solo te molestaría. Hoy voy a dormir con ella, pero te prometo que mañana me volverás a tener aquí. “


“ Ehhm.. Claroo, Cole. No pasa nada. “


¿Qué no pasaba nada? Eso se lo creía él. Estúpido niñato. Irse a dormir con Silvye era lo peor que podía hacer para hacerme sentir mejor. Me hacía sentir sola y triste. Otra vez. Quería pegarle. Quería tirarle cojines. También quería tirarle de los pelos. Entonces, recordé que podía leer mis pensamientos. Me giré para ver su reacción, pero me encontré con su mirada, curiosa.


“ ¿Qué pasa? ¿Por qué me estás mirando? “


“ Porque en este mismo instante no puedo leer tu mente. “


“ ¿QUEE? “


“ Si. No puedo leerla. “


Se acercó más a mí, y mi respiración empezó a ir más rápido. Mi corazón quería salirse de mi pecho. Estaba a tres centímetros de mi cara. Podía sentir su aliento en mi mejilla. Me cogió la mano y hizo un gesto que parecía de triunfo.


“ Voilà “


“ ¿Voilà? “


“ Si. Es francés. Significa algo como, se acabó, o, ya está. “


“ Ahh. ¿Los vampiros saben francés? “


“ Claro. Tenemos mucho tiempo para profundizar en todos los idiomas. “


Me lanzó una sonrisa pícara.


“ Ah. Por cierto. ¿Por qué has dicho “ VOILÀ “?


“ Porque ya puedo volver a leer tu mente. “


“ ¿Uhú? “


“ Si. Por algún motivo ahora ya puedo volver a hacerlo. “


“ ¿Has hecho algo para bloquear tu mente? “


“ Conscientemente. No. Inconscientemente. Quién sabe. “


“ Eres muy interesante, Eileen Ninivée. Nunca había conocido a ningún ser humano que se asemejara en nada a ti. Eres especial. “


“ Y tu un idiota. “


“ Lo sé. “ dijo riéndose a pierna suelta


“ ¿De qué te ríes? “


“ De ti. Porqué siendo idiota aún te atraigo más. “


“ ¿Qué? Mentiroso. No me atraes en ninguna de tus facetas. “


“ A lo mejor no. A lo mejor sí. “


“ Oh. Cállate, estúpido. “


“ Cambiando de tema. ¿Cómo te encuentras? “


“ Bien. Estoy muchísimo mejor, gracias. “


“ De nada. Estaba tan preocupado por ti que no he podido aprovechar el rato con Silvye. “ dijo apenado


Le lancé la mirada más asesina que se había visto en una historia. Si las miradas hubieran matado, él estaría colgando de una cuerda.


“ Eres estúpido, Cole. Pero siento haber estropeado tu gran momento enfermando y mareándome, porque, por supuesto, lo he hecho a propósito. “


Creía que Cole se reiría de mi, pero no lo hizo, más bien todo lo contrario. Me miró serio y me dijo.


“ Cabe la posibilidad de que lo hagas a propósito. No directamente, pero puede que en tu subconsciente desees desmayarte a causa de la soledad. ¿Podría ser? “


“ No lo sé, Cole. “ dije confundida. “ Puede que forma indirecta me esté haciendo daño, a lo mejor soy una especie de masoquista. Pero en mi sano juicio yo no me provocaría nada de malo. Tenlo por seguro. “


“ No me refería a esto. Sé que no quieres suicidarte. Es solo que, a veces, cuando te sientes muy solo, te entran ganas de… morir. “


“ No tengo ni idea. Solo sé que cuando me aíslo me siento sola y triste, y tengo un deseo irrefrenable de dejar de existir. Puede que si quiera morir después de todo. “


“ No te preocupes, no voy a permitirlo. “


“ Gracias. “


“ Volviendo al tema. Si cuando aíslas tu mente te sientes sola, ¿no podría ser que cuando te sintieras sola aislaras tu mente? “


Pensé durante varios minutos en sus sensatas palabras. Le contesté tan bien como supe.


“ Verás, Cole, lo que propones es muy interesante. Creo que puede ser posible, pero lo único que podemos hacer es comprobarlo, de alguna forma. No sé como… “


“ Pues yo si lo sé. Vamos a intentarlo, si te sientes con fuerzas suficientes, claro. “


“ Si. Estoy perfectamente. “


“ Vale pues. Toma mi mano e intenta aislar tu mente. “


Hice lo que me decía, sintiendo un ligero calambre al apretar su mano contra la mía. Empecé a aislar mi mente, con miedo a desfallecer. Cuando la aislé del todo, pude notar una diferencia. No estaba sola. Sentía una presencia a mi lado, alguien que no me abandonaba. No estaba sola, pero tampoco estaba acompañada, porque la presencia tan solo me infundía calor y luz. Era una especie de bombilla que evitaba la oscuridad. Pero yo aún me sentía triste y un poco sola. Sabía que podía conseguirlo. La presencia era débil, pero si me esforzaba mucho podría conseguir que se volviera más fuerte, y que calmara mi soledad. Lo intenté, primero a pequeños intervalos de fuerza, y luego con toda la que pude reunir. Lo único que conseguí fue que la presencia se hiciera un poco más fuerte y estable. Pero la soledad seguía estando allí. Seguía atormentándome todos los minutos de mi existencia. Empecé a marearme, y a sentir náuseas. Segundos después, caí redonda en el suelo.


Me despertó la voz de Cole, susurrándome al oído.


“ Vamos, Eily. Despierta. Sé que puedes hacerlo. “


Abrí los ojos lentamente y me encontré mirando a Cole fijamente.


“ Cole. ¿Qué ha pasado? “


“ Pues, no lo sé muy bien. “ dijo él, confundido. “ Al principio todo iba a la perfección, tu habías aislado tu mente y estabas despierta, pero luego… luego has empezado a gritar y a convulsionarte. Pero creo que tu puedes contarme mejor lo sucedido. “


“ Mmmmm. Sólo recuerdo que al principio no me sentía sola, porqué tú estabas a mi lado, pero luego tu presencia no ha sido suficiente. He necesita más, y me he concentrado en hacerte más estable a mi lado. Casi lo he conseguido, pero me he desmayado antes de lograrlo. “


“ Está bien. En resumen, tenemos que seguir practicando cuando podamos. “


“ Me parece bien. “ dije, ya empezando a levantarme para seguir con el entrenamiento.


“ ¿Estás loca? Acabas de desmayarte. No puedes volver a intentarlo sin reponer las fuerzas. A demás, ¿hace cuanto que no has comido? “


“ No lo sé. Desde.. ¿ayer? “


“ Debes de estar hambrienta. Voy a buscarte algo para comer en la cocina. “


“ Gracias, Cole… Te lo agradezco. Todo. Haberme salvado de Evan, haber dejado que me instalara en tu habitación, vamos… todo. Te debo mi vida. “


Me miró con una seriedad inusual en él, con sus ojos ardiendo.


“ No me debes nada, Eily. He hecho lo que tenía que hacer. “


“ Ohh… Entonces… ¿hubieras hecho lo mismo si hubiera sido otra persona? ¿otra chica? “


“ Efectivamente, hubiera hecho lo mismo. “


Algo se rompió en mi interior. A lo mejor era mi corazón. No podía saberlo, ni tampoco quería. Sólo sentía un enorme vacío en mi interior. Otra vez sola… Sentí que mis piernas empezaban a flaquear, pero me obligué a seguir de pie. No quería desmayarme en aquel preciso momento, dejando que Cole pudiera apreciar mi estúpida debilidad.


“ Lo has vuelto a hacer. “ me estaba mirando asombrado.


“ ¿Hacer qué? “ le contesté, mosqueada por su estúpido comentario


“ Aislar tu mente. “


“ Ohhh… “


“ ¿Por qué será? “


“ Porque tú eres un estúpido que solo piensa en sí mismo y no en los demás.” Pensé


No llegué a saber si me había oído hablar en pensamientos o si había llegado a aquella conclusión por sí mismo, pero el caso es que encontró la respuesta. Más o menos.


“ Eily… yo… no quería decir... que tú fueras como cualquiera… lo que quería decir es que yo… hice lo que tenía que hacer… no era nada personal.. yoo… bueno… “


Por primera vez Cole se había quedado sin palabras.


“ No hace falta que digas nada. No ha sido por eso que he aislado mi mente. Lo he hecho a posta. He creado un sentimiento de soledad para intentar engañar a mi consciencia, y se ve que lo he conseguido. “ Mentí. Últimamente me había vuelto muy hábil mintiendo, e hice gala de ello haciendo que Cole se tragara mi mentira con patatas, porque me sonrío y se tranquilizó.


“ Estás avanzando rápido, Eily, estoy muy orgulloso de ti. “


Los remordimientos me cegaron. No tenía que haberle mentido, ¿pero qué otra cosa podía haber hecho? ¿decirle la verdad? Venga ya… él nunca iba a estar enamorado de una niñata como yo… ¿pero yo estoy enamorada de él? No lo sé… Estaba muy confundida, y Cole lo notó, pero lo atribuyó a la falta de comida.


“ Oh, Eily. Es verdad. Necesitas comer. Voy a buscarte algo. “


Dicho esto se marchó a toda prisa a la cocina. Oí el ascensor subiendo y Cole entrando en él, y luego ya no oí nada más. Todo estaba en silencio. Silvye y Erika debían estar en sus respectivas habitaciones. No había vuelto a saber nada de ellas des de mi primer día aquí. No sabía cuánto tiempo había pasado desde mi llegada. Uno o dos días, como mucho. Entonces me di cuenta del hambre que tenía. Estaba muerta de hambre. Me ardía el estómago. Las tripas pasaban a modo ruidoso, y me estaba a punto de morir de hambre cuando Cole llegó con la comida.


“ Por fin. “ dije, suspirando, y echándome en la cama


“ Lo siento. He tenido dificultades a la hora de encontrar los ingredientes. “


“ No pasa nada. Sé que es difícil para ti. “


“ Por ti lo que sea, fresita. “


“ Gracias “ dije, sonrojándome imperceptiblemente


“ De nada. Ahora, si me disculpas me voy a dormir. “


“ ¿Dormir? ¿Qué hora es? “


“ Son las nueve de la noche. “ dijo, divertido


“ ¿Te vas a dormir a las nueve? “


“ No, pero Silvye me espera para ver una película juntos. “


“ Ah. Silvye. Pues no quiero entretenerte. “ le dije, fríamente


“ Oh, vamos, Eily. No pongas esa cara… ¿Estás celosa? “


“ Estúpido. “ le dije lanzándole un cojín en la cara. “ Sal de mi vista antes de que te despelleje vivo. “


“ A sus órdenes. “ dijo, sonriendo, y situando la mano en la cabeza como un militar


Rodé los ojos. Cole era como un niño a veces.


“ Adiós, Eily. Vete a dormir ya. “


“ Claro, mamá, ahora me lavo los dientes y me voy a la cama. “ le dije con sarcasmo


“ Lo digo en serio, Eily. Necesitas reponer fuerzas para el entrenamiento de mañana. “


“ ¿Entrenamiento? “


“ Si. Voy a enseñarte algunos trucos para defenderte si te encuentras alguna vez con Evan. “


“ ¿Es que me vas a abandonar a mi suerte? “


“ Claro que no, cariño. ¿Me ves capaz de hacerlo? “


“ No, pero… “


“ No hay pero que valga. Adiós y buenas noches. “


Me besó en la mejilla y se alejó dando grandes zancadas hacia la puerta. Que te vaya bien la “ película “ con Silvye, pensé antes de que se fuera.


Dos horas después, yo aún estaba dando vueltas en la cama. Me aburría y, aunque sonara extraño, no tenía ni una gota de sueño. Al principio conté ovejitas, luego conejos, luego perritos, y al final gatitos. Pero ningún animal me funcionó. Fracasado mi intento de dormir, me levanté y me dirigí hacia ningún sitio en concreto. Salí de mi habitación sigilosamente, para que Cole no me descubriera y me hiciera volver a dormir. No sé como acabe delante de la puerta de la habitación de Silvye. Se veía luz por debajo, y la puerta estaba entreabierta. Sabía que no era de mi incumbencia lo que hicieran Cole y Silvye, pero tenía la necesidad de obtener respuestas. Me deslicé cuidadosamente por la puerta, hasta tener medio cuerpo dentro y medio fuera. Suficiente para mi misión de espionaje. Vi a Silvye y a Cole sentados en el sofá, de espaldas a mí. Estaban delante de una televisión enorme, y mirando lo que supuse que era una película de terror vieja. Las viejas eran las que daban más miedo. Vi como Silvye, usando como escusa que estaba asustada se acurrucaba al lado de Cole. Cole la dejaba hacer, sin inmutarse. Me sentía furiosa por dentro, quería ir allí y decirle a Silvye que Cole era mío, pero no tenía el valor suficiente. También me hubiera gustado oír lo que estaban diciendo pero no tenía la oída fina de un vampiro. Qué lástima. Pero no me perdí gran cosa, porque lo que no pude oír lo vi claramente con mis propios ojos. La película estaba en un momento de gran suspense, y entonces un monstruo salió y asustó a Silvye, que se colgó literalmente del brazo de Cole. Entonces todo sucedió muy rápido. Silvye y Cole se miraron. Silvye se lanzó a sus brazos y le besó con una intensidad y un deseo que parecían imposibles. Al principio Cole no sabía cómo reaccionar, pero luego se entregó, glorioso, a su gran beso. No podía seguir mirando aquella escena. No podía seguir observando a escondidas. Estaba mal. Me hacía mucho daño. Lágrimas involuntarias empezaron a correr por mis mejillas. Estaba llorando. ¿Por qué lloraba? ¿De verdad estaba enamorada del estúpido de Cole? Aún no lo sabía con certeza. Sólo sabía que estaba llorando porqué lo había visto con otra. ¿Aquello era el amor? No había sentido mariposas en el estómago al ver aquella escena, sólo náuseas y unas ganas enormes de tirarme por la ventana. Estaba destrozada, y peor aún, me sentía traicionada, y el agotamiento que no se había hecho ver antes ahora salía a la luz, dejándome vagar por los pasillos como una muerta viviente. No sé como logré llegar a mi habitación, solo recuerdo que una vez allí mis mejillas ya estaban empapadas de lágrimas, y mis ojos parecían dos cristales brillantes, con las pupilas dilatadas y acuosas. A partir de aquel mismo momento mi vida iba a ser mucho más dura. Cole se alejaría de mí. A lo mejor me entregaría a Evan para poder vivir tranquilo con su amada Silvye. A lo mejor me tendría de criada. Estaba a punto de volver a romper en silenciosos sollozos, pero el agotamiento se apoderó de mi cuerpo y abrí mis brazos a la noche y al mundo de los sueños.














Esperoo quee os guste.. jajajaa



mañana si puedo subo el siguientee!!










besoos








jeei.

4 comentarios:

Cris ha dit...

holaa!!me ha encantado el capituloo!!!:) espero que puedas subir el siguiente mañana porque me vas a tener pegada al ordenador esperando!!jejeje esta genial en serio!!!=)

carithomaniia ha dit...

Si°!! por fin un nuevo capitulo
espero el Proximo Jeii ...
pxa qe pena lo qe le paso a la pobre Eyli
¿qe onda cole?? esta loco que no la ve!!!
pero bueno creo qe tendre qe esperar a mañana
para saber qe sigue!

Besos y suerte!

valeria ha dit...

hola!! me encanto no puedo esperar, llore con ella, porbrecita,
no podre dormir esperando por mas!!! cuidate jade, esperre con ansias!!!
tqm

Stephanie Dramas ha dit...

thes best, your history is the best,AMAZING.

Publica un comentari a l'entrada

© littledreams… - Template by Blogger Sablonlari - Header image by Deviantart